Martes, 22 de septiembre de 2009
COOPERACIÓN PARROQUIAL DE CRISTO REY

La fundación de los Cooperadores Parroquiales de Cristo Rey hunde sus raíces en la historia personal de un joven, Paco Vallet, metido en la vorágine de la agitada vida social, política y estudiantil de la Cataluña de principios del siglo XX.

Paco, estrena su juventud universitaria lleno de ilusiones y expectativas, y no tardará mucho tiempo en percibir que su vida es la de un triunfador abocado al vacío. Él mismo dirá: “Cuando cumplí los veinte años y tomé conciencia que los cumplía, me di un hartazgo de llorar. Me di cuenta que había pasado veinte años, sin servir a nada, ni a nadie, ni a mí mismo...¡ Me horrorizaba ante el espectro de una vida estéril!. Mi corazón que yo anhelaba sentir jugoso, afectuoso, sincero y sin cálculos, se encontraba cada vez más seco”.

Unos sucesos ocurridos entre Junio y Noviembre del año 1906, serán la causa de algunas decisiones importantes de su vida:

El primero de ellos es la ordenación sacerdotal de un íntimo amigo suyo, Eudaldo Serra, en la que participó. Ver sacerdote a uno de sus confidentes de infancia, que renuncia a su carrera de abogado y a sus aspiraciones juveniles para consagrarse al Señor hizo vibrar fuertemente las cuerdas de su religiosidad.

El segundo, es el de unos paseos diarios en medio de una fuerte crisis existencial a un Santuario cercano al lugar de las vacaciones. Cuarenta años más tarde recordará aquellos instantes cruciales de su vida como la señal de Dios a consagrar por entero su vida al seguimiento de Cristo.

En medio de esta crisis, recurre a su amigo sacerdote, Eudaldo, que le habla de Ejercicios Espirituales: «Si, quiero hacer Ejercicios Espirituales. Necesito soledad, paz.... He llegado a los veinticuatro años sin haber en toda mi vida pensado el por qué estoy en este mundo... Estudié matemáticas, ciencias naturales y exactas, filosofía, historia, arte, novela, teatro... pero nunca me estudié a mí mismo, ni el fin de mi existencia... Quiero hacer los Ejercicios... Necesito que Dios me ayude».

Dios le convirtió, le transformó. Y consagró su vida a difundir esos Ejercicios espirituales.

Recién terminado el noviciado como jesuita en Gandia, consigue que algunos Padres dirijan Ejercicios a 1580 hombres de la huerta valenciana en 11 turnos dados en casas improvisadas.

Más tarde funda la Obra de Ejercicios Parroquiales, con intención de vincular a los ejercitantes con la propia parroquia. En cuatro años utiliza 23 casa, se dan 27 campañas con un total de 153 tandas de Ejercicios y 8540 ejercitantes. Hace predicaciones cuaresmales. 8000 personas le escuchan en la parroquia de San Agustín, además de los que le siguen a través de la radio. Predica Ejercicios a 720 presos, en la cárcel Modelo de Barcelona.

El 3 de Junio de 1927 recibió al término de su oración, la inspiración de fundar una Nueva Congregación religiosa. Una Congregación para dar Ejercicios y convertir hombres en la Parroquia y para ella. El 3 de Mayo de 1928 funda la Congregación.

En 1929 inicia una estancia de tres años en Uruguay, acompañado de los primeros Cooperadores Parroquiales. Dirige 57 turnos de Ejercicios en los que participan 1340 hombres.

Regresa a Europa. Dos años después se instala en Chabeuil (Francia), acogido por el obispo de Valence, Mons. Pic.

En 1945 deja dos Casas fundadas en Francia y regresa a España para iniciar sus actividades en Madrid. Aquí muere dirigiendo Ejercicios Espirituales a los Padres Escolapios.


— A través de la Obra de Cooperación Parroquial que es una obra apostólica laical, se fomenta la práctica de los Ejercicios Espirituales entre los hombres adultos y los exhorta a comprometerse en la propia parroquia. Pone también a disposición de los hombres y jóvenes retiros mensuales y otras actividades.

— Llevan adelante otra serie de ministerios cuyo objetivo es el de buscar y crear instancias de animación espiritual y apostólica de las familias o el grupo mixto, para interesarles por la parroquia, el compromiso cristiano, los Ejercicios Espirituales. Lo hacen fundamentalmente a través de las Semanas de Espiritualidad, Escuelas de oración y discernimiento, cursos de formación espiritual y bíblica a laicos etc.

— Trabajan el área de la Pastoral vocacional planificando la pastoral juvenil y vocacional, para ayudar a los jóvenes a encontrar, desde la voluntad de Dios, su vocación-misión en la Iglesia y en el mundo. Como actividades relacionadas directamente con éste área se realizan campos vocacionales, misiones de verano, y acompañamiento de procesos de discernimiento vocacional en comunidades juveniles y universitarias.

- Ofrecen sus casas como lugares de oración y de paz para el encuentro con Dios, poniéndola a disposición de grupos diocesanos, parroquiales y movimientos eclesiales.

— Los medios de comunicación social grupales y masivos, a través de la fundación FECOM, se ponen igualmente al servicio de la parroquia en un plan de unidad y Alianza de Amor.

Estos ministerios los Cooperadores Parroquiales los realizan en España, Francia, Suiza, Argentina, Uruguay, Chile y República Democrática del Congo.

Para ésta labor cuentan con la ayuda de las Cooperatrices Parroquiales de Cristo Rey, instituto religioso de derecho pontificio fundado también por el Padre Vallet, en 1942.

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti