Domingo, 20 de septiembre de 2009
CONGREGACIÓN DE HIJOS E HIJAS DEL AMOR MISERICORDIOSO

La congregación de Hijos e Hijas del Amor Misericordioso  es una Familia Religiosa fundada por la Venerable Madre Esperanzade Jesús Alhama Valera, que nació en Santomera (Murcia-España) el día30 de Septiembre de 1893. Una mujer con un carácter excepcional, quedesarrolló una intensa actividad como apóstol del Amor Misericordioso.

Consagró y dedicó toda su vida al Señor y a lamisión de darlo a conocer, a todas las personas, como un Padre y unatierna Madre. Esta misión la ha encomendado a las dos Congregacionesque ella fundó:

El 24 de Diciembre del año 1930 fundó en Madrid (España) la Congregación de las Esclavas del Amor Misericordioso.

El 15 de Agosto del año 1951 fundó en Roma (Italia) la Congregación de los Hijos del Amor Misericordioso.

Después de una vida entregada al servicio de Dios,de los sacerdotes y de los más necesitados, muere en Collevalenza eldía 8 de Febrero de 1983.

En este texto queda plasmada la identidad, la misión y el estilo de laCongregación FAM que se compone de Reli­giosos, Sacerdotes, de Hermanosque desarrollan su mi­sión dentro de la propia casa, de Hermanos enhábito civil comprometidos en las actividades seculares y deSa­cerdotes diocesanos con votos.

Consta de cuatro "ramas". Diferentes formas de pertenencia a la Congregación:

                       1. Sacerdotes Religiosos FAM.

                       2. Hermanos FAM.

                       3. Hermanos FAM para las actividades temporales.

                       4. Sacerdotes Diocesanos con votos. (SDFAM)

La Congregación de los FAM está llamada a testimoniar el Amor Misericor­dioso ante todo con la santidad de la vida, practicando las obras de caridad, de las cuales la principal es la unión con el Clero diocesano. Los Sacerdotes y las obras de caridad en favor de los ne­cesitados están estrechamente unidas como único fin.

Una Congregación de Sacerdotes y Hermanos que anuncian el Amor Misericordioso dedicándose a la atención de los sacerdotes diocesanos y, “unidos a estos como hermanos, ejercitan con entusiasmo, y solo por amor a nuestro Señor, todas las demás obras de caridad” (Const, FAM. Art. 18)

Por ello, promueven:

  • La acogida a los sacerdotes en sus comunidades, para que descansen física y espiritualmente.
  • La colaboración con ellos en el ministerio, asumiendo también parroquias que les ofrecen los respectivos Obispos diocesanos.
  • La atención y asistencia a sacerdotes ancianos, jubilados o enfermos; creando con ellos un ambiente de familia, para que se hallen en la casa religiosa como en su propia casa.
  • El apoyo fraterno, promoviendo su vida espiritual: formación permanente, retiros y ejercicios espirituales.

Fdo. Cristobal Aguilar.

Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti