Lunes, 14 de septiembre de 2009
EVANGELIO DE SANTO TÓMAS (TERCERA PARTE)

RELACIONES CON UN SEGUNDO MAESTRO

1.
ViendoJosé que el niño crecía en edad y en inteligencia, y no queriendo quepermaneciese iletrado, lo llevó a un segundo maestro. Y este maestrodijo a José: Le enseñaré primero las letras griegas, y luego lashebraicas. Porque el maestro conocía la inteligencia del niño. Sinembargo, después de haber escrito el alfabeto, se ocupó largamente deél, y Jesús no le respondió, hasta que le advirtió:

2.
Si eres verdaderamente un maestro, y conoces bien el alfabeto, dime primero el valor de Alpha y yo te diré luego el de Beta. Peroel maestro, irritado, le pegó en la cabeza. Y el niño, en su dolor, lomaldijo, y aquél cayó exánime, con la faz contra tierra.

3.
Yel niño volvió a casa de José, que quedó muy afligido, y recomendó a sumadre: No le dejes pasar la puerta, porque cuantos lo encolerizan,quedan heridos de muerte.

JESÚS CONFUNDE A UN TERCER MAESTRO


1.Y, algún tiempo después, otro maestro que era pariente y amigo de José, le dijo: Tráeme el niño a la escuela, que quizá podré por la dulzura enseñarle las letras. Y José le contestó: Si tienes valor, hermano, llévalo contigo. Y le llevó con temor y repugnancia, y el niño iba con placer.

2. Y, entrando decididamente en la escuela, encontró un libro sobre un pupitre, y, tomándolo, no leía los caracteres que en él se encontraban, sino que, abriendo la boca, hablaba conforme a la inspiración del Espíritu Santo. Y enseñó la Ley a los presentes. Y, juntándose una gran multitud, le rodeaba, le escuchaban, y se admiraba de la belleza de sus descripciones, de lo justo de sus discursos, y de que un niño como él se expresase de tal manera.

3. Al oir esto, José, espantado, fué a la escuela, temiendo por la salud del profesor. Y el maestro dijo a José: Sabe, hermano, que yo he tomado al niño por discípulo, pero está lleno de sabiduría y de gracia. Condúcelo, yo te lo ruego, a tu domicilio.

4. Y, cuando el niño hubo oído estas palabras, sonrió, y le dijo: Puesto que has hablado bien, y has dado buen testimonio, sea por tu causa curado quien fué herido. Y en seguida el otro maestro fué curado. Y José volvió con el niño a casa.

JESÚS CURA A JACOBO DE LA MORDEDURA DE UNA VIBORA


1. J
osé envió a Jacobo a recoger paja, y Jesús iba con él.
2.
Y mientras Jacoborecogía la paja, una víbora lo mordió, y cayó al suelo como muerto.
3.
Y viendo esto Jesús,sopló sobre la herida, y Jacoboquedó curado, y la víbora murió.
(Continuará en otro capítulo)

Fdo. Cristobal Aguilar.
Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti