S?bado, 05 de septiembre de 2009
LOS CÓDICES

Se denomina códice (del latín bloque de madera, libro)a un documento con el formato de los libros modernos, de páginasseparadas, unidas juntas por una costura y encuadernadas. Aunquetécnicamente cualquier libro moderno es un códice, este término seutiliza sólo para libros escritos a mano, manufacturado en el periodoque abarca desde finales de la Antigüedad Clásica hasta los inicios de la Edad Media.

El códice esta conformado por un conjunto de hojas rectangulares de pergamino o de papiro(o alternando ambos materiales) que se doblan formando cuadernillospara escribir sobre ellos, los cuales se protegen mediante una encuadernación. Dichos cuadernillos, al unirse a través de la costura, llegan a constituir el códice completo. Los cuadernillos se denominaban por los romanos duerniones, terniones, cuaterniones o quinternionessegún el número de hojas contenidas antes de doblarlas. Como lo regulares que se formaran cuatro (ocho dobladas) ha quedado el nombre de cuadernos (quaterni) para designar los ejemplares pequeños aunque dispongan hoy de mayor número de páginas.

El Papiro se utilizó desde el siglo IV a.C, siendo Egiptoel productor de este material por alrededor de tres mil años. Sinembargo empezó a perder importancia a partir del siglo II d.C. debido ala competencia del pergamino. No obstante se continuó usando como"material venerable" para algunos documentos oficiales durante la Edad Media. Estos documentos de papirofueron siempre menos comunes y necesitaban reforzarse por el dorso paraevitar su fácil ruptura; los documentos en papiro sólo se escribían enuna de sus caras y por lo que se les llama anapistógrafos.

El pergamino se conocía ya desde tiempo de Eúmenes II (195-158 a.C) y se cree que se originó en la ciudad de Pérgamo,de ahí su nombre. El pergamino no era más barato que el papiro, debidoa que para hacer un solo documento debían sacrificarse un gran númerode animales. Sin embargo, el pergamino era menos quebradizo y resistíamejor los embates del tiempo, por lo que fue ganando en popularidad.Los códices de pergamino se escribían con frecuencia por ambas caras de sus hojas (opistógrafas).En los ejemplares más lujosos, al pergamino se aplicaban hojas de oro ose teñía de púrpura; las encuadernaciones podían tener incrustacionesde materiales preciosos, como joyas engarzadas, laminas repujadas enoro o plata o incrustaciones de marfil.

Desde el siglo IV,los códices comenzaron a sustituir a los rollos, aunque estos últimostodavía se utilizaron de manera aislada durante la edad media. Elformato de libro tiene su antecedente en los dípticos de la antigua roma,los cuales estaban conformados por un par de tablillas de madera unidaspor una bisagra; el interior de estas tablillas tenía una capa de ceraen la que se podían hacer anotaciones con ayuda de un estilo.

La sustitución de los rollos por códices se debió en parte a que eramás fácil buscar un pasaje específico en un códice, ya que estos seconforman de varias hojas dobladas y atadas, a diferencia del rollo, elcual se tenía que desenvolver por completo.Además, el códice ofrecíaotras ventajas técnicas y de conservación, como la facilidad de guardarlos documentos en una biblioteca y las posibilidades para decorar laspáginas por medio de miniaturas sin el peligro de que estas se craquelaran, como sucedía con los rollos.

Existe evidencia de que en el siglo II, el formato del códice era el preferido por los Cristianos,al contrario que otras religiones que seguían utilizando el rollo;estos primeros códices se manufacturaron en papiro, ya que era másligero y fácil de transportar que los volúmenes de pergamino.

A partir del siglo VI el códice fue ganando aceptación hastaculminar en el renacimiento carolingio del siglo VIII, cuando muchosdocumentos en rollos que no fueron transcritos al pergamino seperdieron para siempre.

EL CODEX VATICANUS

El Codex Vaticanus (Bibl. Vat., Vat. gr. 1209; Gregory-Aland no. B/03) es uno de los más antiguos manuscritos conservados de la Biblia, ligeramente anterior al Codex Sinaiticus, y probablemente copiado, como aquél, durante el siglo IV. Está escrito en griego, en pergamino, con letras unciales en formato scriptio continua, y se conserva en la Biblioteca Vaticana. Se llama Códice Vaticano, como es evidente por el lugar en que se conserva, aunque nadie sabe como llegó allí. Contenía originalmente una copia completa de la Biblia de los Setenta y del Nuevo Testamento, pero las páginas 1519 - 1536 (desde Hebreos 9:14 hasta el Apocalipsis)se perdieron y fueron reemplazadas por un minúsculo suplemento delsiglo XV (No. 1957). Consta de 759 hojas. Faltan una parte importantedel Génesis y algunos Salmos. El estilo de la escritura es sencillo y elegante. El pergamino es muy fino y delgado; posiblemente se realizó en piel de antílope.

El manuscrito ha estado en la Biblioteca Vaticana (fundada por el Papa Nicolás V en 1448) desde que se tiene noticia de él, y aparece en el catálogo más antiguo de la biblioteca, elaborado en 1475.

Su historia anterior es desconocida, pero se ha especulado que pudo haber pertenecido al cardenal bizantino Bessarion, ya que el suplemento minúsculo contiene un texto similar al de los manuscritos de Bessarion. El paleógrafo del Museo Británico T.C. Skeat, ha afirmado que el Codex Vaticanus fue una de las 50 biblias que el emperador Constantino I le encargó escribir a Eusebio de Cesarea.Sin embargo, otros autores se oponen a esta hipótesis, ya queconsideran que los manuscritos de Constantino eran del tipo textualbizantino y no alejandrino, lo que eliminaría dicha posibilidad.

Desde principios del siglo XVI, los eruditos reconocieron la importancia de este manuscrito en lengua griega. En 1669, la Biblioteca Vaticana preparó una comparación de porciones del códice. Durante los siguientes 150 años no se sabe nada del manuscrito, que cayó en el olvido. En 1809, Napoleón, se apoderó de Roma y se llevó el códice a París, donde sería examinado por el erudito Leonhard Hug. Al caer Napoleón, en 1815, el códice fue devuelto a Roma.

Durante aproximadamente 75 años no se sabe nada. Pero, cuando se revela al mundo el Codex Sinaiticus a finales del siglo XIX, la Iglesia permitió que fuera conocido a nivel mundial (se hicieron fotografías del mismo).

Fdo. Cristobal Aguilar.

 


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti