Domingo, 30 de agosto de 2009
LA APARICIÓN DE LA VIRGEN DE LA CABEZA

La Santísima Virgen de la Cabeza es la patrona de la Diócesis de Jaén por bula del Papa Juan XXIII el 27 de noviembre de 1959. Según la leyenda, cuando San Eufrasio vino a España, trajó consigo una imagen de la Santísima Virgen a la que rendía culto y devoción. En el siglo VII cuando Andújar fue ocupada por los Árabes, la Sagrada Imagen fue escondida entre unas peñas en uno de los cerros mas altos e inaccesibles de Sierra Morena para evitar su profanación.

En el siglo XIII, un pastor de Colomera, Granada, llamado Juan Alonso Rivas, apacentaba su ganado, cabras y ovejas, en las alturas de Sierra Morena junto a la cumbre del Cabezo. Era cristiano sencillo y fervoroso, quizá algo entrado en años y estaba aquejado de una anquilosis o paralización total en el brazo izquierdo.

Empezaron a llamar su atención las luminarias que divisaba por las noches sobre el monte cercano a donde tenía su hato y a las que se sumaba el tañido de una campana. Finalmente quiso salir de duda y en la noche del 11 al 12 de agosto del año 1227 resolvió llegar a la cumbre.

A su natural temor sucedió una expresión de asombro y gozo, porque en el hueco formado por dos enormes bloques de granito, encontró una imagen pequeña de la Virgen, ante cuya presencia se arrodilló el pastor y oró en voz alta entablando un diálogo con la Señora.

La Santísima Imagen le expresó su deseo de que allí se levantara un templo, enviándolo a la ciudad, para que anunciara el acontecimiento y mostrara a todos la recuperación del movimiento en su brazo y de esta forma, dieran crédito a sus palabras. Bajó a la ciudad y anunció el suceso que no tuvieron más remedio que creer ante el testimonio de su brazo curado.

ICONOGRAFÍA

La actual imagen, tallada por José Navas Parejo en 1944 tras la desaparición de la antigua, representa a la Madre y Señora sentada sobre un pequeño sitial sin respaldo, sosteniendo al Niño Dios en su brazo izquierdo y ofreciendo un pequeño fruto rojizo en la mano derecha, interpretado como un madroño dada la abundancia de este fruto en la sierra.

La Imagen de María viste túnica carmesí ceñida con un pequeño cíngulo o efed de líneas verticales, al estilo hebreo, manto azul estofado en oro, en alusión a la Encarnación y a su Inmaculada Concepción y tocado blanco que deja ver el cabello moreno que le cae sobre los hombros. El Niño viste túnica clara como redentor del género humano y porta en su mano izquierda una esfera dorada al tiempo que con la derecha muestra a su Madre.

Con motivo de la conmemoración anual de la aparición, el 12 de agosto, los fieles pueden contemplar la talla de la Imagen coronada y cubierta tan sólo por su manto de reina. Destaca en ambas figuras el color moreno de su piel, que le ha dado el apodo de La Morenita.

Las características iconográficas recogidas por los diferentes investigadores, indican que era una talla posiblemente románica. Portaría al Divino Infante en su brazo izquierdo, mientras que con el derecho le ofrece una manzana, convirtiéndose así en la nueva Eva que ofrece la manzana como fruto de salvación. El Niño tiene en su mano una pequeña bola, representando al mundo, y simbolizando la idea de Jesús hombre y salvador, Señor de toda la tierra, a la que redime con su muerte y resurrección.

CORONACIÓN

La imagen fue canónicamente coronada en 1909 por Decreto de 9 de marzo del Papa San Pío X, este declara el patronazgo de la Virgen sobre la ciudad de Andújar, junto con San Eufrasio. Tras un Año Jubilar, la coronación se llevo a cabo en la Iglesia Parroquial de Santa María la Mayor de Andujar el 20 de abril de 1909, siendo Obispo de Jaén Juan José Laguarda y Fenollera.

La imagen se traslada a Andújar en 1960 donde es recoronada, siendo Obispo de Jaén Félix Romero Mengíbar.

El Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza se construyó finalmente entre 1287 y 1304 en el Cerro del Cabezo, situado en el término municipal de Andújar, en el Parque Natural de la Sierra de Andújar. Fue fuertemente reformado a finales del siglo XVI.

La devoción a la Santísima Virgen se pone de manifiesto a través de los siglos por escritores como: Miguel de Cervantes, Lope de Vega, Pedro Calderón de la Barca, Salcedo Olid, Bartolomé Pérez Guzmán, Luisa Fe y Jiménez, Alfredo Cazabán, Antonio Alcalá Wenceslada o Carlos de Torres Laguna.

EL SANTUARIO


El Santuario de la Santísima Virgen de la Cabeza, patrona de la Diócesis de Jaén por bula de Juan XXIII el 27 de noviembre de 1959, es un santuario ubicado a 32 km de Andújar (Jaén).

El 25 de octubre de 2008, el Papa Benedicto XVI concedió al Santuario Indulgencias Plenarias,1 lo que se espera que sea paso previo para el nombramiento de este como Basílica. Asi mismo durante todo ESTE AÑO 2009 SE HA OTORGADO AÑO JUBILAR, lo que significa que se ganan muchas indulgencias visitando el santuario.

Hasta el año 1930, en que el Obispo D. Manuel Basulto Jiménez entregó el Santuario a la Orden Trinitaria, éste había estado atendido por sacerdotes diocesanos.

El 1 de abril de 1930, se le dio posesión a los Trinitarios, siendo el día 12 cuando se hizo de forma efectiva con una solemne fiesta, a la que asistieron el Obispo, el Excmo. Ayuntamiento, la Real Cofradía Matriz, el juez de Instrucción, el Arcipreste y gran número de sacerdotes, el Padre Provincial de los Trinitarios, además de una multitud de fieles.

Desde entonces vienen rigiendo acertadamente el Santuario primero, y luego su Parroquia. Solamente tuvieron que abandonar este sagrado lugar entre 1936 y 1937, durante la Guerra Civil Española siendo tres de ellos víctimas de la contienda fratricida que destruyó el templo y perdió la imagen de la Santísima Virgen de la Cabeza.

Cuando se hicieron cargo del Santuario los trinitarios comenzaron una labor apostólica, de asistencia espiritual y educativa con los devotos que acudían a visitar a la Santísima Virgen de la Cabeza para implorar sus favores.

La pastoral que vienen realizando alcanza cada año frutos más positivos, enriqueciendo la participación de los fieles en la liturgia e imprimiendo a todos los actos un sentido de piedad mariana que se traduce en la celebración permanente del sacramento de la penitencia y de los sacramentos del bautismo y del matrimonio cristianos.

Un aspecto que conviene resaltar de los Padres Trinitarios es su dedicación a la promoción humana y cultural que desarrolló en el largo período de la posguerra en favor de los habitantes del poblado del Santuario y de las numerosas casas de campo diseminadas por la sierra, instalando una escuela unitaria que ha venido funcionando desde 1961.

LA ROMERÍA

Se viene celebrando desde la primera mitad del siglo XIII el último domingo del mes de abril, y es anterior a todas las que se celebran en España. En ella se pone de manifiesto toda la algarabía típica de las romerías: caballos, enganches, vestidos de gitana, buen vino y buena comida andaluza para amenizar la fiesta. En cuanto a lo religioso durante toda la noche los Padres Trinitarios celebran Misa y confiesan a los miles de fieles que acuden a ellos. Normalmente se viene teniendo una afluencia de millón de personas. Recientemente se ha inagurado una hospedería, en donde se pueden pasar unos días en la tranquilidad del Santuario. Como para el autor de este Blog, la Comunidad Trinitaria le es muy querida, en breve pondré otro artículo dedicado exclusivamente al Santuario de la Virgen de la Cabeza. Este artículo solo pretende ser breve y conciso. Con ello solo quiero dar a conocer uno de los santuarios más antigüos de españa y que tiene cofradías incluso en otros países.

Fdo. Cristobal Aguilar.








Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti