Domingo, 30 de agosto de 2009
RECOMENDACIONES SOBRE EL SACERDOCIO

"Para hablar de las cosas de Dios, debe el discurso ser puro, sencillo, claro, grave y sólido: también debe ser sin afectación de elocuencia, mas no debe carecer absolutamente del agrado y de la gracia. (S. Ambrosio, de Doctrin, fidei, sent. 125. Tric. T. 4. p. 339).

"Yo castigo mi cuerpo, para que no suceda que predicando a los otros, sea yo mismo reprobado. Luego aquellos que no castigan su cuerpo y quieren predicar a otros, serán reprobados de Dios.  (S. Ambrosio, Epist. 82, sent. 160. Tric. T. 4 p. 347).


Fdo. Cristobal Aguilar.
Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti