Martes, 25 de agosto de 2009
EL TERCER SECRETO DE FÁTIMA




VERSIÓN DIPLOMÁTICA 1963

Ante la grave crisis mundial, Juan XXIII mandó enviar este texto a las
potencias mundiales, y su sucesor Pablo VI (Junio 1963 - Agosto 1978),
querría que el mundo entero tuviera conocimiento de ello.

Louis Emmrich, periodista alemán afincado en Roma, recibió una copia, publicándolo el 15 de Octubre de 1963 en la revista alemana "Neues Europa", como un «Extracto del Tercer Secreto enviado por el Vaticano a las Potencias mundiales.»    Lo publicó otra vez en Noviembre de 1965, a raiz del último mensaje de Garabandal; apariciones por las que Pablo VI tenía una predilección muy especial, y no fueron acogidas por el Obispado español. "En esos años, el mundo entero supo que el Vaticano se había esforzado por salvaguardar la paz mundial. Sobre todo lo supo el pueblo alemán, pues era allí, donde el enfrentamiento, entre Oriente y Occidente, hacía temer sus más crueles consecuencias".

Fué impreso en las principales revistas de la época, no siendo nunca  desmentido, que no hubiera salido del Vaticano. Muy al contrario: Está expresamente reflejado en las "Memorias del Cardenal Cassaroli", (Secretario de Estado); Cardenal Silvestrini, ediciones Enuadi:

    "El presidente Kennedy habría resaltado la discreta mediación
     y benefactora influencia de Juan XXIII, en la firma del tratado  
     de distensión antiatómica y la crisis de Cuba". 

Y ratificado por Juan Pablo II: «Mis predecesores proporcionaron
información confidencial de manera diplomática.»


TEXTO DEL SECRETO
  
    «No tengas temor, querida pequeña.  Soy la Madre de Dios, que te habla y
    te pide hagas público el presente mensaje para el mundo entero. Haciendo
    esto encontrarás fuertes resistencias.  Escucha bien y pon atención a esto
    que te digo:  Los hombres deben corregirse. Con humildes suplicas, deben
    pedir perdón de los pecados cometidos y que pudiesen cometer.
 
    Tú deseas que Yo dé una señal para que cada uno acepte mis palabras que
    Yo digo, por mediación tuya, al género humano. Has visto el prodigio del Sol,
    y todos, creyentes, incrédulos, aldeanos, ciudadanos, sabios, periodistas,
    laicos, sacerdotes, todos lo han visto. Y ahora proclama en mi Nombre:
 
    «Un gran castigo caerá sobre todo el género humano; no hoy, ni mañana,
    sino en la segunda mitad del Siglo XX.  Ya lo había revelado a los niños
    Melania y Massimino, en La Salette, y hoy lo repito a tí porque el género
    humano ha pecado y pisoteado el don que había hecho.»

    «En ningún lugar del mundo hay orden, y satanás reina sobre los más
    altos puestos, determinando la marcha de las cosas.  Él, (demonio),
    efectivamente, logrará introducirse hasta la cumbre de la Iglesia.  Él
    logrará seducir los espíritus de los grandes cientificos que inventan las
    armas con las cuales será posible destruir en pocos minutos gran parte de
    la humanidad.  Tendrá en poder a los potentes que gobiernan los pueblos,
    y los incitará a fabricar enormes cantidades de estas armas.»
 
     «Y si la humanidad no se opusiese a esto, estaré obligada a dejar libre
    el brazo de mi Hijo.  Entonces se verá que Dios castigarà a los hombres con
    mayor severidad como no había hecho con el diluvio.  Llegará el tiempo de
    los tiempos y el fin de los fines si la humanidad no se convertirá; y si todo
    continua como ahora, o peor, debería agravarse mucho más.»
 
     «Los grandes y los potentes perecerán junto a los pequeños y los débiles.
    También para la Iglesia, llegará al tiempo de Sus más grandes pruebas.
    Cardenales se opondran a Cardenales, los Obispos a Obispos. Satanás
    caminará por entremedio de sus filas, y en Roma habra cambios.»

    «Lo que está podrido caerá, y lo que caerá ya no se levantará más. La
    Iglesia será ofuscada y el mundo trastornado por el terror. Tiempo llegará,
    en que ningún Rey, Emperador, Cardenal u Obispo, esperará a Aquél, que
   sin embargo vendrá,  pero para castigar según los designios del Padre mío.»
 
     «Una gran guerra se desencadenará en la segunda mitad del Siglo XX.
     Fuego y humo caerán del Cielo, las aguas de los océanos se volverán
     vapores y la espuma se elevará revolviendo y hundiendo todo.  Millones
     y millones de hombres perecerán de hora en hora;  aquéllos que queden
    en vida envidiarán a los muertos. Por cualquier sitio por donde se diriga
    la mirada habrá angustia, miseria, ruinas en todos los paises.»
 
     «¿Ves? el tiempo se acerca siempre más, y el abismo se engrandece sin
    esperanza.  Los buenos perecerán junto a los malos, los grandes con los
    pequeños, los príncipes de la Iglesia con sus fieles y los gobernantes con
    sus pueblos.  Habrá muerte por todas partes por causa de los errores
    cometidos por los insensatos, y por los partidarios de satanás,  el cual
    entonces, y sólo entonces, reinará sobre el mundo.»

    «Por último, cuando aquéllos que sobrevivirán a todo evento estén aún
    con vida, proclamarán nuevamente a Dios y a Su Gloria y le servirán como
    en  un tiempo, cuando el mundo no era así de pervertido. Ve, pequeña mía,
    y proclámalo. Yo a tal fin, estaré siempre a tu lado para ayudarte.»

PROCEDENCIA

El trece de Mayo de 1917, y en los meses siguientes, la Santísima Virgen se apareció seis veces a tres pastorcitos, Lucia, Jacinta y Francisco, en la Coba de Iria, cerca de Fátima, Portugal.

"La Santísima Virgen les dió tres secretos a los niños. La tercera parte del segundo se conoce como el Tercer Secreto de Fátima". 

En Junio 2000 se publicó una versión oficial, señalando a su vez, el Cardenal Ratzinger, que "esa es su opinión personal, y puede que otros lleguen a otras conclusiones".  Y conviene no olvidar:

A.- Antes del 2000, ya había declaraciones sobre el Secreto:
  
     -  Declaraciones de Sor Lucía de Fátima.
     -  Declaraciones de Juan Pablo II y Benedicto XVI, sobre el Secreto.
     -  De los Cardinales Silvio Oddi; Alfredo Ottaviani, y otros.

     (Declaraciones que debemos tener en cuenta si queremos ser sinceros al
       hablar de este Tercer Secreto. La mentira nunca es aconsejable.)

B.- Juan Pablo II y Sor Lucia, no hicieron ninguna declaración.

C.- La presentación de Junio 2000, no es un "documento del
     Magisterio", (como algunos sacerdotes abusivamente
     pretenden imponer en diversos foros), y no obliga a nadie.

    (El  "Magisterio de la Iglesia", son las enseñanzas del Papa, junto con los
     obispos del mundo.  El Papa no se pronunció en esa ocasión, y es a quien
     más correspondía hacerlo.  Esta, de por sí sola, es una señal muy clara.)
 

POSIBILIDADES DE VERACIDAD

Este texto se corresponde perfectamente con las declaraciones de
Juan Pablo II, Benedicto XVI, y el Cardenal Alfredo Ottaviani, sobre
el Secreto. Lo habían leido y tenían conocimiento de causa. 
 
Puede que no sea literal y exactamente el texto del Secreto, como lo
redactó Sor Lucia, pero salió del Vaticano. Esto es seguro:
  
A.- Fué publicado en muchos libros y revistas, en su día, y el Vaticano
       nunca lo desmintió. Muy al contrario, lo confirmó.

B.- Altos exponentes vaticanos dieron a entender que el Tercer Secreto
       ya había sido dado a conocer.  (C.f. Juan Pablo II en 1981;
          Benedicto XVI  en 1984; y el Cardenal Ottaviani en 1967.)

C.- El mismo Card. Ottaviani, Prefecto de la Congregación para la
       Doctrina de la Fé, autorizó la publicación de este texto a la
       revista religiosa "Santa Rita". C.f. Cardenal Ottaviani

D.- La  Información Oficial vaticana: este texto debiera ser la
       continuación del Segundo Secreto, ya dado a conocer:

      «Dios va a castigar al mundo por sus crímenes, por medio
      de la guerra, el hambre y persecuciones a la Iglesia... Para
       impedirlo, vendré a pedir la Consagración de Rusia a mi
       Inmaculado Corazón y la Comunión reparadora. ...
       Si atienden mis deseos Rusia se convertirá y habrá paz;
       si no, esparcirá sus errores por el  mundo, ... varias
       naciones serán destruidas.»
 
     (Se complementan perfectamente. Se puede decir que ese texto
     es la continuación perfecta del texto del segundo Secreto.)

E.- La Santísima Virgen reveló en Peñablanca el Secreto que había
     confiado a los pastorcitos en Fátima. Y son iguales.

Pensar que el vidente, hosco e inculto, conocía este texto, y lo recitó de memoria, o que se lo dictaría Satanás, (como dicen algunos), es salirse de contexto, es haber perdido el sentido de la realidad.

  "Satanás está muy contento de que luchemos contra las apariciones,
  contra sus videntes, y contra los mensajes de la Virgen".

Miguel Angel Poblet no lo conocía, ni lo podía conocer, y mucho menos  lo hubiera podido recitar de memoria, dada su incultura e incapacidad.

  ¿Qué más pruebas de autenticidad podríamos desear?.

El tercer mensaje de Fátima, mandado leerse y publicarse en 1960, fue abierto por Juan XXIII. Según fuentes en el Vaticano, este dijo que no tocaba a su pontificado, y prefería dejar la cuestión de su revelación a sus sucesores. Ha debido tener comprensión de su longevidad, ya que murió en 1963. Pablo VI, combatiendo lo que consideraba herejía, lamentó, "El humo de Satanás ha entrado a la iglesia."

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti