S?bado, 22 de agosto de 2009

ORACIÓN DE LOS ENFERMOS - PARA PEDIR LA CURACIÓN

Esta oración que procede de principios del siglo XVIII, recitada constantemente en los hospitales solicitando la intervención del altísimo en la curación de los enfermos. Por esto mismo se le han atribuido poderes curativos, y probablemente, los tenga si el enfermo la recita con una fe ciega y una confianza instintiva en su eficacia.

"Señor Jesús, creo que estás vivo y resucitado. Creo que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento y en cada uno de los que en ti creen. Te alabo y adoro. Te doy gracias, Señor, por venir hasta mí como pan vivo bajado del cielo. Tú eres la plenitud de la nada, tú eres la resurrección y la vida, tú eres, Señor, la salud de los enfermos. Hoy quiero presentarte todas mis enfermedades, porque tú eres el mismo ayer, hoy, siempre; y tú mismo alcanzas hasta donde estoy. Tú eres el eterno presente y tú me conoces. Ahora, Señor, te pido que tengas compasión de mí. Visítame a través de tu Evangelio para que todos reconozcan que tú estas vivo en tu Iglesia hoy, y que se renueve mi fe y la confianza en ti. Te lo suplico, Jesús. Ten compasión de mis sufrimientos físicos, de mis heridas emocionales, y de cualquier enfermedad del alma. Ten compasión de mí, Señor, bendíceme y haz que vuelva a encontrar la salud. Que mi fe crezca y me abra a las maravillas de tu amor, para que también sea testigo de tu poder y de tu compasión. Te lo pido Jesús.

Por el poder de tus santas llagas, por tu santa cruz, y por tu preciosa sangre. Sáname, Señor; sana mi cuerpo, sana mi corazón, sana mi alma. Dame vida y vida en abundancia, te lo pido por intercesión de María Santísima, tu madre, la Virgen de los Dolores, la que estaba presente, de pie, cerca de la cruz, la que fue la primera en contemplar tus santas llagas y que nos diste por madre.

Tú me has revelado que ya has tomado sobre ti todas nuestras dolencias y por tus llagas hemos sido curados. Hoy, Señor, te presento en la fe todas mis enfermedades y te pido que me sanes completamente. Te lo pido por la gloria del Padre del cielo que también sanes a los enfermos de mi familia, y que reciban la salud para gloria de tu nombre, para que tu reino siga extendiéndose más y más en los corazones, a través de los signos y prodigios de tu amor. Todo esto te lo pido, Jesús, porque tú eres Jesús, tú eres el pastor y todos somos ovejas de tu rebaño. Estoy tan seguro de tu amor que aun antes de conocer el resultado de mi oración en fe, te digo: gracias, Jesús, por lo que tú vas hacer en mí y en cada uno de ellos. Gracias por las enfermedades que tú estas sanando ahora, gracias porque me estas visitando con tu misericordia. Amén"

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti