Domingo, 16 de agosto de 2009
MÁXIMA DE SAN FRANCISCO

Esta oración, es una máxima atribuida al santo, nos indica el camino de renuncia a los bienes del mundo para alcanzar la verdadera felicidad que se considera únicamente espíritual. Tal felicidad interior es la única que logra ahuyentar y diluir la acción del Maligno.

"Dios mío, eres todo mi bien. Tan grande es el bien que espero, que de toda pena, apenas me duelo. El amor de Dios no descansa, huye del mundo, rehuye a las criaturas si aspiras al creador. Si te disculpas, Dios te acusa, si te acusas, Dios te disculpa. Para quien no se doblega a ella, la tentación es una forma de ejercitar la virtud. No es el hombre bueno por completo. Quíen no sabe ser bueno con los hombres, malo. Cuando digo Ave María, ríen los cielos, los ángeles gozan, exultan el mundo, tiembla el infierno y huyen los demonios. Amén."

Fdo. Cristobal Aguilar.
Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti