Lunes, 10 de agosto de 2009

SAN EUSEBIO DE VERCELLI, OBISPO (+371)

Se supone que era de Cerdeña y pertenecía a una familia noble que le dio una digna educación como correspondía su rango. Profundizó en los estudios profanos primero y eclesiásticos después. Dicen muchos de sus biógrafos que nunca perdío la virginidad y que pasaba largos ratos entregado a la oración. Era muy amigo de la vida en comunidad, cosa que transmitio despues a sus sacerdotes. de su diócesis. El Papa San Marcos quiso ordenarlo sacerdote el año 336. Estos años de simple sacerdote los pasó por una parte tratando de ampliar estudios en lo que ahora llamaríamos "formación permanente" y por otra entregado al apostolado sacedotal de la predicación de la Palabra de Dios y en actos de caridad. Solamente fue cuatro años simple sacerdote ya que en el año 340 fue elevado a ocupar la sede de Vercelli. El Papa Liberio en las Cartas por las que le nombra su enviado especial para obtener del Emperador Constancia de las Galias su "placet" para celebrar el Concilio, hace uns seríe de elogios de él.

San Ambrosio dice que el obispo Eusebio de Vercelli fue el primero en Occidente al cual se le ocurrió organizar a sus sacerdotes en grupos para formarse mejor y ayudarse y animarse a la santidad. Para este santo su más importante labor como obispo era tratar de que sus sacerdotes llegaran a la santidad. Fue obispo de Vercelli por 28 años.

Una de sus grandes preocupaciones era instruir al pueblo en religión. Y él mismo iba de parroquia en parroquia instruyendo a los feligreses.

En aquellos tiempos se estaba extendiendo una terrible herejía llamada Arrianismo, que enseñaba que Cristo no era Dios. Los más grandes santos de la época se opusieron a tan tremendo error, pero el jefe de gobierno, llamado Constancio, la apoyaba. Hicieron entonces una reunión de obispos en Milán, para discutir el asunto, pero Eusebio al darse cuenta de que el ejercito del emperador iba a obligarlos a decir lo que él no aceptaba, no quiso asistir. Constancio le ordenó que se hiciera presente, y el santo le avisó que iría, pero que no aceptaría firmar ningún error. Y así lo hizo. A pesar de que hereje emperador lo amenazó con la muerte, él no quiso aceptar el que Jesucristo no sea Dios, por esto fue desterrado.

Fue llevado encadenado hasta Palestina y encerrado en u cuartucho miserable. Los herejes lo arrastraron por las calles y lo insultaron, pero él seguía proclamando que Jesucristo sí es Dios. En una carta suya cuenta los espantosos sufrimientos que tuvo que padecer por permanecer fiel a su santa religión, y expresa su deseo de poder morir sufriendo por el Reino de Dios.

Al morir Constancio, su sucesor decretó la libertad de Eusebio y éste pudo volver a su amada diócesis de Vercelli. San Jerónimo dice que toda la ciudad sintió enorme alegría por su llegada y que su vuelta fue como el termino de un tiempo de luto y dolor.

EL resto de su vida lo empleó junto con grandes santos como San Atanasio y San Hilario en atacar y acabar la herejía de los arrianos, y en propagar por todas partes la santa religión.

Eusebio resistió a la herejía y por esta causa fue desterrado y sufrió bárbaramente. Por ello algunos lo veneran como martir, San Eusebio fue un gran impulsor para que los sacerdotes de una misma parroquia vivieran en común. Una especie de "Comunidad o Seminario" diríamos ahora. Murío el 2 de Agosto del año 371.

Fdo. Cristobal Aguilar.


Publicado por cristobalaguilar @ 15:03  | Vidas de Santos
Comentarios (0)  | Enviar
Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti