Jueves, 06 de agosto de 2009
¿QUE SON LAS CATACUMBAS?

Son antiguos cementerios subterráneos usados durante algún tiempo por las comunidades cristianas y hebreas, sobre todo en Roma. Las catacumbas cristianas, que son las más numerosas, se cree que tuvieron su comienzo en el siglo segundo y se fuerón ampliando hasta la primera mitad del quinto.

En principio eran lugares para celebrar funerales, aniversaios de los mátires y de los difuntos, es decir tenían caracter funeral. Durante las persecuciones romanas sirvieron, en casos determinados, como lugar de refugio temporal para la reunión y celebración de la Eucaristía. Terminadas las persecuciones las catacumbas se convirtieron, sobre todo durante el papado de San Dámaso I (366-384), en verdaderos santuarios de los mártires y se usaban como centros de peregrinación. En aquellos tiempos existian el Roma cementerios al aire libro, pero no se sabe muy bien porque razón los cristianos los prefirierón subterráneos. Normalmente se rechazaba la costumbre un tanto pagana de "quemar" los cuerpos, preferían la inhumación, por respeto al cuerpo que se suponia destinado a la resurreción de los muertos.

Según la ley romana que prohibía la sepultura de los difuntos dentro de los muros de la ciudad, todas las catacumbas están situadas a lo largo de las grandes vías consulares y generalmente, en las zonas de los suburbios de aquel tiempo.

Como hemos comentado más adelante, las catacumbas están formadas por galerías subterráneas, que parecen verdaderos laberintos y que alcanzan a medir muchos kilómetros. En las paredes de estas galerías se excavarón filas de nichos de forma rectangular (llamados lóculos) de diferentes dimensiones, para un solo cuerpo, aunque no era raro que contuviesen dos o más. La sepultura de los primeros cristianos era típica de la de Cristo, o sea los cuerpos se envolvían en una sábana o lienzo, sin ataúd. Los lóculos se cerraban después con lápidas de mármol o con piezas de barro y que despues se fijaban con argamasa. Sobre este marmol o tapa se grababa a veces el nombre de la persona fallecida. Por su colocación en filas superpuestas, las tumbas parecian un dormitorio, llamado "cementerio", (término griego que significa "lugar de descanso") y de esta forma se afirmaba en la fé de la resurección de los muertos. También existian otras clases de tumbas como el arcosolio, el sarcófago, la forma, elo cubículo y la cripta. Pasemos a describir brevemente cada una de ellas:

EL ARCOSOLIO

Es una tumpa típica de los siglos tercero y cuarto, es un nicho mucho más grande y con un arco encima. La lápida de mármol se ponia en forma horizontal y solía servir de tumba a toda una familia completa.

EL SARCÓFAGO

Normalmente es un sepulcro de piedra o de mármol, ordinariamente adornado con esculturas en relieve o con inscripciones.

LA FORMA

Tumba excavada en el suelo de las criptas, de los cubículos o de las galerias. Hay muchas formas junto a las tumbas de los mártires.

LOS CUBÍCULOS

Eran tumbas familiares con varios lóculos (es decir varios nichos) y con frecuencia se decorabán con frescos de diversos pasajes de la Bíblia.

LA CRIPTA

Es una pieza más grande. En los tiempos del papa San Dámaso, muchas tumbas de mártires se transformaron en criptas, es decir en pequeñas iglesias subterráneas, embellecidas con pinturas, mosaícos, etc...

Las catacumbas eran tarea de unos trabajadores muy especializados llamados "fossores" , que quiere decir excavadores. Excavaban una galeria tras otra a la débil luz de su lámparas y se servía de cestos o sacos para sacar la tierra. Tierra que hacian pasar a través de los lucernarios, que se habían abierto en la bóveda del techo de las criptas o a lo largo de las galerías. Los lucernarios eran aperturas que se hacian en el techo para que entrase directamente la luz del Sol y asi iluminar durante el día las galerias.

La exploración y el estudio científico por así decirlo de las catacumbas empezaron, siglos más tarde, con Antonio Bosio (1575-1629), llamado el "Colón de la Roma subterranea". Y en el siglo pasado Juan Bautista de Rossi (1822-1894), considerado el fundador y padre de la Arqueología Cristiana, fué quien realizó la exploración de las catacumbas, especialmente las de San Calixto.

Debido a que principalmente en sus inicios la Fé cristiana era perseguida de forma habitual por los Emperadores Romanos, los primeros cristianos se valían de simbolos que pintaban en los muros de las catacumbas y que grababan en las lápidas de mármol que cerraban las tumbas. Estos símbolos recuerdan una idea o una realidad espiritual. Los simbolos más importantes son el Buen Pastor, el "orante", el monograma de Cristo y el pez.

A modo de ejemplo vamos a reproducir aqui para tí lector de este artículo una de las fotografías "libres" es decir sin derechos de autor que pululan sobre las catacumbas. Lugar que te anímo a visitar si alguna vez visitas Roma.









FDO. Cristobal Aguilar.



Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti