Miércoles, 05 de agosto de 2009

ORACIONES QUE NOS PROTEGEN DE TODO MAL

Son oraciones de autores anónimos y que como su nombre indican son especialmente indicadas para pedir protección a Nuestro Señor y su madre que es la nuestra María Santísima. Espero que te sirvan y te den el consuelo que a mí personalmente me han dado en determinados momentos de mi vida. Los títulos de las oraciones se los que añadido yo, dependiendo del tipo de oración pues son un compendio de oraciones antiguas y no tienen título específico.

PROTECCIÓN COMPLETA

La Luz del Señor me circunda, El amor del Señor me envuelve. El poder del Señor me protege. La presencia del Señor vela por mi. Dondequiera que estoy, el Señor está conmigo. Amén.

PROTECCIÓN CONTRA LOS ENEMIGOS

Dígnate Señor, protegerme de todos mis enemigos y de sus malvados designios. Que no puedan hacerme ningún daño, ni ahora ni en el futuro. Por el bendito y alabado nombre del Señor. ¡Así sea!.

PARA LIBRARNOS DE LA ANGÚSTIA

Múestrame, Señor, tus caminos, y enséñame tus senderos. Condúceme por tu verdad, acúerdate de tus bondades, Señor, y de tu misericordia. Protégeme, mírame y apiádate de mi. Alivia las angustias de mi corazón y quítame esta ansiedad. Guarda mi alma y no me abandones. ¡Así sea!.

CONTRA ENVIDIAS O ENEMIGOS ESPIRITUALES

En tí Señor me refugio. Sé mi roca, castillo fortificado para salvarme. Libérame de este lazo oculto que me han tendido. En tus manos encomiendo mi alma.Tu me has librado Señor. Amén.

EN LA ADVERSIDAD MAS ANGUSTIOSA

Oh Señor, sálvame, pues las aguas me han llegado al cuello. Estoy sumergido en el fango y no hallo donde afianzar el pie; caí en aguas profundas y las olas me ahogan. Estoy fatigado de pedir, mis labios están secos, mis ojos se debilitaron de esperar a mi Señor. Concédeme la gracia de trabajar, de salir de este problema, no me desampares. Gracias Señor. Amén.

CONTRA LOS ENEMIGOS DECLARADOS

¡Señor, cuan numerosos son mis enemigos! ¡Cuantos se levantan contra mi!. Son muchos los que dice, que mi empresa ya no tiene salvación. Más tú, Señor, eres mi escudo, por ti levanto mi frente. Amén.

PARA DEFENDERSE DE LAS INJURIAS Y CALUMNIAS

Oh Señor, apresúrate a socorrerme. Queden confundidos y avergonzados los que atenten contra mi; retrocedan y llénense de vergüenza los que gozan en mi ruina. Más yo soy pobre y miserable; socórreme Señor. Tú eres mi auxiliador; oh Señor, no tardes. Amén.

Fdo. Cristobal Aguilar

 


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti